i-deal.es
Search

Realizar un análisis DAFO: imprescindible en la toma de decisiones

El análisis DAFO es una herramienta muy útil para la toma de decisiones y nos ayudará a definir mejor los objetivos de nuestro negocio. Este análisis es el resultado de observar el entorno interno y externo de la empresa.

El DAFO es una herramienta que debemos actualizar constantemente para así asegurar su eficacia. Su elaboración es muy sencilla y nos aportará una información muy valiosa.

El DAFO es una herramienta que debemos actualizar constantemente para así asegurar su eficacia. Su elaboración es muy sencilla y nos aportará una información muy valiosa.



Qué es un análisis DAFO

La matriz DAFO es la herramienta más utilizada en el área estratégica, debido a la sencillez y utilidad de su diagnóstico.

Lo ideal es que tengamos un DAFO a nivel general del negocio y otro específico para cada una de las estrategias principales de los diferentes proyectos, por ejemplo, podemos tener un DAFO para el SEO, un DAFO para publicidad, un DAFO para Redes Sociales, etc.

Esta herramienta de diagnóstico está basada en un estudio de las características internas (Debilidades y Fortalezas) y las características externas (Amenazas y Oportunidades) de un proyecto.



Para qué sirve un análisis DAFO

El principal objetivo de realizar un análisis DAFO es tener una foto sobre la situación actual (de nuestra empresa, organización, producto, servicio o persona) para la toma de decisiones estratégicas hacia la consecución de un objetivo que habremos fijado previamente.

Con el análisis de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, identificaremos dentro de nuestra empresa cuáles son los atributos que nos permiten generar una ventaja competitiva frente a nuestros competidores. Nos va a ayudar en la toma de decisiones, principalmente:

  • Buscar nuevas soluciones a problemas
  • Identificar obstáculos que nos impiden alcanzar nuestros objetivos
  • Decidir cuál es la dirección más eficaz
  • Nos indica las posibilidades y limitaciones de cambiar algo
  • Identificar oportunidades de mercado
  • Incluso nos puede permitir convertir una debilidad en una fortaleza u oportunidad

En resumen, esta matriz nos va a permitir conocer la situación del proyecto y, en consecuencia, llevar a cabo una serie de estrategias y acciones para conseguir una ventaja competitiva.



Cómo hacer el análisis DAFO de nuestro negocio

Vamos a comenzar a realizar el análisis interno para ver cuáles son las Debilidades y Fortalezas de nuestro negocio. Para ello, es importante hacer una lista de todos los departamentos que componen nuestro negocio y podremos analizar las debilidades para ver cómo las podemos mejorar o fortalecer. Una vez hemos identificado los distintos departamentos, pasamos al análisis interno:

  • DEBILIDADES: son aquellos puntos para mejorar en los que sabemos que no tenemos una diferenciación clara frente a nuestra competencia. Ejemplos: ¿Tenemos productos obsoletos? ¿Tenemos poca innovación?
  • FORTALEZAS: son aquellos puntos en los que realmente somos buenos, en los que somos mejor que nuestra competencia y refleja nuestro valor diferenciador. Ejemplos: ¿Tenemos amplia cobertura del mercado? ¿Nuestra marca tiene buena reputación?
  • AMENAZAS: son aquellas circunstancias del entorno que pueden afectar negativamente a nuestro negocio. Ejemplos: ¿Ha aumentado la competencia? ¿Han cambiado los hábitos de los consumidores?
  • OPORTUNIDADES: las circunstancias del entorno que nos pueden resultar favorables. Ejemplos: ¿Es buen momento para ampliar el negocio? ¿Avanzamos hacia la digitalización?

Y lo que vamos a buscar es:

  1. Maximizar-aprovechar las oportunidades y fortalezas
  2. Minimizar-eliminar las amenazas y debilidades

Para ello os propongo hacer una lista de entre 4 y 7 características en cada punto, y así construiremos la matriz CAME/DAFO:

Corregir > Debilidades

Afrontar > Amenazas

Mantener > Fortalezas

Explotar > Oportunidades

Aquí podemos ver claramente cuál es la estrategia a seguir con cada una de las características que hemos incluido en cada cuadrante.

  • Corregir las Debilidades. Estrategia de reorientación. Poco a poco debemos ir ajustando nuestras debilidades para que cada vez lo sean menos, e ir convirtiéndolas en fortalezas.
  • Afrontar las Amenazas. Estrategia de supervivencia. Es muy importante que conozcamos nuestras limitaciones y que tomemos precauciones para que cualquier amenaza tenga los mínimos efectos posibles sobre nuestro negocio.
  • Mantener las Fortalezas. Estrategia defensiva. Trabajaremos para mantenerlas, pero siempre teniendo en cuenta el coste que ello supone para saber cuáles son las que más os interesan y nos reportan un mayor beneficio.
  • Explotar las Oportunidades. Estrategia ofensiva. Debemos potenciarlas e ir a por ellas pero, al igual que con las fortalezas, analizando cuáles son las más beneficiosas para ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos.

Espero que os haya sido de utilidad y que empecéis a utilizarlo en vuestro día a día, os daréis cuenta de todo lo que puede aportar una herramienta tan sencilla. Y podéis compartir el artículo con todos aquellos a los que creáis que puede serles de ayuda.

Si tenéis preguntas o queréis más información, por favor contactadme en hola@i-deal.es

Hasta la próxima!

Tags

¿ Tienes alguna pregunta o sugerencia ?